domingo, 2 de diciembre de 2007

Dormir con sed

Otra vez soñé que de alguna manera se inundaba lentamente mi casa. Y yo trataba con un trapito de ir pasando el agua a un balde, pero con tanta torpeza que me movía y volcaba el balde a cada rato. Cosas así.

Sueño mucho con agua, en general.

Tal vez debería llamar al plomero de una vez por todas y arreglar esa pérdida que hay en el baño y que escucho gotear a la noche.

2 comentarios:

flor dijo...

El otro día revisando una caja con cartas viejísimas me encontré con una postal tuya donde había un gato (cuando no)y vos me explicabas que el gato tenía cara de malhumorado porque lo habías sacado de la cajita de postales que tenías y lo habías despertado para que me viniera a desear feliz cumpleaños.

Data de 1999.

Encima te pusiste a hablar del regalo que me habías hecho, un libro que te había costado mucho elegir y que no sabías si regalármelo o no y que al final habías decidido que sí porque te había gustado mucho mucho mucho y... ¿¡qué libro era!?

Todo para decir que obviamente me acordé de este blog.

Y para un dragón de fuego (como vos, mi querida) que además tiene el sol en leo, es decir, pleno sol, pleno fuego, soñar con mucha agua quizás tenga que ver una necesidad de equilibrar algunas cosas ¿no?

Gustavo Aimar dijo...

A mí también me pasa, sueño mucho con el mar arrasando todo, y una ola gigante saltando la pared y metiéndose en mi patio...

Cómo andás? Saludo!