jueves, 29 de diciembre de 2011

(Des) balance de último minuto


Descubro
que me volví
una troglodita de almendras.
Duermo la siesta
a deshoras.
Cruzo la calle
por la mitad de la cuadra,
en inútil desobediencia.
Vuelvo de la peluquería
agarro la tijera
y corto
más de un lado que del otro
sin mucha atención
ni sentido de la estética.
(Qué difícil que es
cortarse el pelo
en espejo.
Tan fácil que parecía
hace un rato
hecho por profesionales.)
Creo que va a llover
y salgo sin paraguas.
Odio con fervor
las bocinas de los autos
(y a los que las tocan).
Quiero sentarme
un rato a leer
y se quema la lamparita
(de esas que no se queman nunca
supuestamente)
y se me nubla la vista
y mi mente vaga
y pienso demasiado
en que no,
que no es el calendario
el que acomoda
ni desacomoda
las cosas.

2 comentarios:

Fabián dijo...

por suerte la luna esta en cuarto creciente, así que irá iluminando cada día un poco más.
Digo, por la lamparita quemada. Tiene su onda leer a la luz de la luna.

Toto ilustra... dijo...

Anoche me puse a escribir, texto cortito y simpaticón, al menos para mí. Lo subí al "féisbuk" y ahí quedó, entre mis dibujos y los comentarios de un juego que les propuse a los amigos, a mis amigos.

Hermoso lo que hacés!!! puse en mi compu en los "favoritos" tu blog de gatos y lectores, ya te voy a mandar la foto del mío, pasa que lee a escondidas y nunca lo engancho para la foto ;)

Un beso. Adrián