miércoles, 28 de marzo de 2007

Comunicación familiar

La abuela estuvo el otro día arreglando las plantas de mi balcón cuando yo no estaba en casa. La vi al día siguiente y me preguntó, con su cara de pícara:
-¿Encontraste todo bien?
-Sí, abue, gracias.
-¿Y el gato no te dijo nada?

6 comentarios:

Dios dijo...

jajajajajaja

...

...

pero...el gato...te dijo algo? (?)

fersebal dijo...

El problema no es hablar con el arbol... el problema es que el arbol te responda

Fabián dijo...

yo le preguntaría a las plantas que fue lo que pasó, el gato tiene pinta de pícaro...

MNL dijo...

¿Por qué eres tan graciosa?¿De dónde has salido?

nat dijo...

Mi abuela es la graciosa, MNL, y supongo que de ahí salí. Qué sé yo. ¿Y tú?

MNL dijo...

Yo aun no he salido de ninguna parte, puede que al final acabe existiendo.